¿IRREGULARIDADES EN LA OMS?. VISIÓN RETROSPECTIVA DE LA GRIPE A







Cada vez se hace más evidente que la amenaza real de una pandemia provocada por el virus de la gripe A H1N1 ha sido exagerada en diversas instancias internacionales y por personas interesadas en que así suceda.  La situación actual de la enfermedad, con la visión retrospectiva que permite el paso del tiempo, parece indicar que las medidas adoptadas por los diferentes países relativas fundamentalmente a la adquisición masiva de medicamentos (antivirales y vacunas) han sido innecesarias.  Es lícito argumentar que en cuestiones relativas a la salud mundial, actuar de forma contundente (provocando situaciones de pánico en algunos casos) es un mal menor que debe ser asumido, frente a la posibilidad de que se pueda producir un número elevado de muertes si no se actúa a tiempo.
Sin embargo, no podemos dejar de lado el hecho de que la gestión llevada a cabo por los organismos internacionales (fundamentalmente la Organización Mundial de la Salud) ha sido cuando menos poco acertada.  De forma esquemática, podemos explicar la evolución de la enfermedad y los pasos dados de la siguiente forma:
Se detectan los primeros casos de gripe en México.
En el mes de mayo, la OMS modifica la definición de “pandemia”.
Se comienza la fabricación de vacunas de forma masiva por los laboratorios farmacéuticos.
En el mes de junio se declara el nivel 6 de alerta pandémica.
A partir del mes de octubre comienzan los programas de vacunación.

Antes de analizar en detalle algunos aspectos importantes, es conveniente recordar, sin ánimo de exhaustividad, la cronología de los hechos:
24/04/2009: se comunican los primeros casos en México de lo que se denomina “gripe porcina”. Se informa que se han producido 20 fallecimientos y hay más de 1.000 personas infectadas.
25/04/2009: la Organización Mundial de la Salud (OMS) sitúa el nivel de alerta pandémica en 3 (de un máximo de 6).
28/04/2009: la OMS eleva el nivel de alerta pandémica a 4.
29/04/2009: la OMS eleva el nivel de alerta apandémica a 5, lo que implica que ya ha habido contagio entre humanos en al menos dos países. La Comisión Europea cambia el nombre de la “gripe porcina” por el de “nueva gripe” (a pesar de que no nos encontramos ante un virus nuevo) y recomienda que se utilice esta denominación “porque el virus no ha sido detectado en animales”. De esta forma se pretende evitar que la población deje de comer cerdo por temor a una infección, provocando enormes pérdidas a la industria cárnica.
30/04/2009: la OMS se decanta por la denominación “gripe A (H1N1)” para referirse a la gripe porcina y descarta aumentar de 5 a 6 el nivel de alerta pandémica. El Centro de Prevención y Control de las Enfermedades de la UE (ECDC) advierte que el 50% la población continental puede padecer la gripe aunque “sólo unas personas la sufrirán de forma severa”.
1/05/2009: Marie-Paule Kieny, directora de investigación de vacunas de la OMS aseguró que, aunque las pruebas comiencen en pocos días, la vacuna definitiva no estaría preparada hasta 4 a 6 meses más tarde. Reiteró en otro momento de comparecencia ante la prensa que “hay muy pocas posibilidades de que la vacuna que se utiliza en la mayoría de países (para la gripe estacional) sea efectiva contra este virus”, en función del resultado de recientes pruebas realizadas en Estados Unidos. “La opinión (de los científicos) y el consenso es actualmente que esa vacuna no ofrece protección (para la gripe A)”.
7/05/2009: el director general adjunto interino de la OMS, Keiji Fukuda, advirtió que “esta es una enfermedad que potencialmente puede infectar a un tercio o más de la población mundial en los próximos meses, en el próximo año”. Pero “incluso si la enfermedad parece relativamente suave a nivel global, el nivel de la población mundial (infectada) puede ser enorme”. Añadió que es “bastante probable”, que la OMS declare que la nueva gripe ha llegado al nivel de pandemia (pasar del nivel de alerta 5 al 6), aunque dijo que aún no se ha tomado una decisión al respecto y que también podría ocurrir lo contrario, que se baje al nivel 4.  En España, la ministra de sanidad Trinidad Jiménez califica de “irresponsables” las declaraciones relacionadas con potenciales riesgos de contagio de gripe A por comer carne de cerdo infectado, porque “hoy por hoy es completamente seguro comer carne de cerdo”. Hablaba de esta forma en declaraciones ofrecidas a una cadena de televisión, tras las advertencias de un experto de la OMS que alerta de un posible riesgo potencial de comer carne de cerdo infectado.  La ministra reacciona de esta manera ante unas declaraciones que podrían poner en riesgo la industria alimenticia española.
13/05/2009: la doctora Nikki Shindo de la OMS, afirma que la nueva cepa de la gripe A H1N1 parece ser un poco más contagiosa y grave que la gripe estacional, pero sólo los pacientes que más lo necesiten deberán recibir vacunas, en parte para que los medicamentos sigan funcionando bien en caso de que el virus se vuelva más peligroso. Resulta notable constatar que la gripe estacional causa la muerte de hasta 500.000 personas en un año medio, pero Shindo estimó que, al menos en México, el virus H1N1 está causando una enfermedad más grave. Acto seguido y de forma contradictoria, señaló que la mayoría de los pacientes pueden recuperarse con tratamientos simples como la hidratación, sin necesidad de medicamentos.
14/05/2009: Keiji Fukuda dijo que la OMS “sigue igual de preocupada que el primer día”, pero pidió no “preocuparse de más”. Esta aparente contradicción se sustenta en el hecho de que los casos no cesan de crecer, pero aún no se ha comprobado que haya infección comunitaria en otra región que la de las Américas. Sólo en el caso de que esto ocurriera, las normas permitirían subir de la fase actual de alerta 5 a un máximo de 6.
18/05/2009: Se celebra la Asamblea Mundial de la Salud. Los responsables de Sanidad de 193 países se reúnen en Ginebra para debatir la forma de actuar frente a la pandemia. La OMS subió el nivel de alerta a la fase 4 y poco después a la 5 casi al principio de revelarse la crisis, a finales de abril, pero se insiste en que la condición para pasar a la fase más alta es que se compruebe que hay “una transmisión sostenida del virus entre personas en una región de la OMS distinta a Norteamérica”. En lo tocante a las vacunas, los países ricos, donde se concentra el 90% de la capacidad para fabricar vacunas contra la gripe, argumentan que no habrá investigación ni producción si las farmacéuticas temen perder los beneficios generados por la venta de dichas vacunas. La reunión termina sin acuerdo.
22/05/2009: Tras la clausura de la 62ª Asamblea Mundial de la Salud, la directora general de la OMS, Margaret Chan, previene que los países deberían prepararse para más contagios graves del virus H1N1 y más muertes por la nueva gripe, que hasta la fecha ha provocado la muerte de 86 personas en todo el mundo, principalmente en México. Declara que “en los casos en los que el virus H1N1 está extendido y circulando entre la población en general, los países deben esperar que haya más casos graves y contagios mortales”, para continuar diciendo que “en estos momentos, no prevemos que un salto dramático y repentino en el número de enfermos graves y muertes“. Confirma que el virus ha provocado síntomas leves en la mayoría de los pacientes hasta ahora, pero que podría tener efectos más graves mientras se propaga.
3/06/2009: En España se reúne el Consejo Interterritorial de Sanidad en Mérida. En declaraciones realizadas por el consejero de la comunidad valenciana, Manuel Cervera, informó que “hemos llegado a un acuerdo para tener un precontrato para la obtención de vacunas cuando estas estén fabricadas, para ser un país europeo que tenga desde el primer momento una vacuna preparada”. No está cerrado el número de dosis de la vacuna que adquirirá el Sistema Nacional de Salud, aunque los consejeros calcularon que serán necesarios unos 12 millones de dosis, para vacunar a entre el 25% y el 30% de la población, el mismo que se vacuna cada año contra la gripe estacional.
11/06/2009: la OMS eleva a 6 (máximo en la escala) el nivel de alerta por la gripe A, aunque precisa que se trata de “una pandemia moderada” a nivel global. “Pandemia significa extensión [del virus]. Margaret Chan insiste en que un mayor nivel de alerta pandémico no significa necesariamente que se vaya a ver un virus más peligroso o que mucha gente vaya a caer gravemente enferma, asegurando que el mundo está preparado para afrontar la primera pandemia del siglo XXI. Reconoce que el hecho de que la mayoría de los casos de gripe A en el mundo sean leves puede llevar a mucha gente a preguntarse “por qué se declara una pandemia”, pero advirtió que no hay que dejarse llevar por la complacencia y bajar la guardia.  Sostiene: “el número de muertes registradas en todo el mundo es pequeño, aunque cada una de ellas es un hecho trágico, y tenemos que prepararnos a que haya más. No obstante, no se prevé un aumento súbito y espectacular del número de casos graves o letales”.
A partir de esta fecha España encarga 18 millones de dosis, y en agosto se dejan de enviar muestras a los laboratorios para confirmar la presencia del virus, por lo que los recuentos se hacen de forma estadística o mediante consultas telefónicas con los propios enfermos.
11/09/2009: la OMS informa de que el número de casos de gripe A en el mundo superan los 277.607 y las muertes producidas por el virus H1N1, causante de esta enfermedad, son al menos 3.205. Son datos correspondientes a los contagios contabilizados hasta el 6 de septiembre.
29/09/2009: la Comisión Europea autoriza las dos primeras vacunas contra la gripe. Los fármacos en cuestión son el Pandemrix, de la compañía farmacéutica GlaxoSmithKline (GSK), y el Focetria, de los laboratorios Novartis.
En octubre comienzan las vacunaciones en varios países europeos. En España, el primer día de vacunación es el 16/11/2009.
Estos son los hechos más relevantes acerca de la situación actual de la enfermedad en el mundo.  Por añadir las cifras actualizadas, decir que hasta el 8 de enero de 2010 se han contabilizado un total de 12.799 fallecimientos según indica la página web de la OMS en su actualización nº 82.
El primer punto que quería destacar, guarda relación con un aspecto que en principio podría considerarse como poco relevante: la definición de “pandemia”. En el documento “alerta epidémica y respuesta” elaborado en junio de 2004 por la OMS, se define la pandemia de gripe como:
Una pandemia de influenza [gripe] ocurre cuando aparece un virus nuevo de influenza, al que ninguna persona de la población tiene inmunidad. Esto da lugar a varias epidemias simultáneas en todo el mundo y un número considerable de casos y defunciones [el énfasis es mío].
Continúa el documento afirmando que “los virus de influenza A y B son dos de los tres tipos asociados a brotes y epidemias anuales de influenza. Estas epidemias son el resultado de cambios menores en los virus de influenza, que les permiten eludir a personas que han desarrollado inmunidad, después de sufrir infecciones por esos virus o en respuesta a las vacunaciones.  El virus de influenza A es el único que puede causar una pandemia. Cuando se produce espontáneamente un cambio importante en una o ambas proteínas de superficie de este virus, ninguna persona posee inmunidad contra ese virus completamente nuevo.  Puede surgir una pandemia cuando el virus también tiene la capacidad de transmitirse de persona a persona.  En el pasado, se han producido pandemias mundiales en 1918 (“influenza española”, causada por la cepa H1N1), 1957 (“influenza asiática”, causada por la cepa H2N2) y 1968 (“influenza de Hong Kong”, causada por la cepa H3N2).  La influenza producida por la cepa H1N1 reapareció en 1977 (“influenza rusa”).  Por lo tanto, comprobamos como para que se declare la existencia de una pandemia es preciso un número considerable de contagios y defunciones.
En la presente situación se ha dado la circunstancia notable de que, tras la comunicación en abril de la existencia de contagios y fallecimientos por el virus de la gripe A, la OMS decidió cambiar esta definición , eliminando la parte final de la misma relativa a la exigencia de un número considerable de defunciones:
Una pandemia de influenza ocurre cuando un virus de la influenza animal, contra el cual la mayoría de los seres humanos no tienen ninguna inmunidad, adquiere la capacidad de producir cadenas sostenidas de transmisión de persona a persona, generando brotes epidémicos comunitarios. Tal virus tiene el potencial de propagarse a todo el mundo y causar una pandemia.
Los motivos de este cambio los analizaremos más adelante, pero resulta llamativa esta actuación a la vista de que el número actual de fallecimientos es ínfimo en comparación con los datos europeos sobre muertes por casos de gripe estacional (la gripe común frente a la que nos vacunamos todos los años) que suponen 40.000 muertes los años favorables, y 220.000 los años severos (insisto, fallecimientos únicamente en Europa).  Por lo tanto, parece que la OMS ha decidido cambiar de estrategia actuando de forma más contuntendente ante situaciones que pueden ser más benignas, puesto que si se elimina de la ecuación el número de fallecimientos provocados por la enfermedad, perdemos un criterio cuantitativo imprescindible para valorar la situación médica mundial.
Ante estos datos, cabe preguntarse el porqué de esta actuación.  Para ello podemos barajar múltiples hipótesis, pero la que más fuerza está cobrando en la actualidad guarda relación con la persona del Dr. Albert Osterhaus.  Como se puede comprobar en su perfil de la Comisión Europea, se trata de un virólogo de fama internacional que ha tenido una participación destacada en la declaración del nivel de alerta pandémica, por cuyo motivo está siendo objeto de investigación así como otros científicos vinculados a la OMS y la Unión Europea.
El Dr. Osterhaus está siendo objeto de una investigación en el parlamento de Holanda por conflicto de intereses y malversación.  En esta investigación no se cuestionan ni sus conocimientos ni las referencias profesionales, sino la independencia de su juicio personal en lo tocante a la pandemia de gripe A.  La revista Science publicaba la siguiente noticia:

En Holanda, durante los 6 últimos meses era difícil encender la televisión sin ver aparecer al célebre cazador de virus Albert Osterhaus hablando de la pandemia de gripe porcina. Por lo menos, eso es lo que se creía. Osterhaus, el director de un laboratorio internacionalmente conocido en el Centro Médico de la Universidad Erasmo de Róterdam, ha sido el Señor Gripe. Pero su reputación decayó rápidamente la semana pasada después de que se haya mencionado que ha estado avivando el temor sobre una pandemia para favorecer sus propios intereses comerciales en la elaboración de nuevas vacunas. En el momento en que Science entraba en prensa, la Segunda Cámara del Parlamento de los Países Bajos anunciaba el tema sería objeto de un debate urgente.
Según otras informaciones, el Dr. Osterhaus no sólo ocupaba una posición estratégica para recomendar a la OMS que declarara la «urgencia pandémica», sino que es además el presidente de una organización que se encuentra en la primera línea en lo tocante a ese tema.  Se trata del Grupo Europeo de Trabajo Científico sobre la Gripe (ESWI, siglas correspondientes a European Scientific Working group on Influenza), que se define como un «grupo multidisciplinario de líderes de opinión sobre la gripe, cuyo objetivo es luchar contra las repercusiones de una epidemia o de una pandemia gripales».
Lo más significativo en cuanto al ESWI es que su trabajo está enteramente financiado por los mismos laboratorios farmacéuticos que obtienen ganancias millonarias gracias a la urgencia pandémica, puesto que los anuncios de la OMS obligan a los gobiernos del mundo entero a comprar y almacenar vacunas.  El ESWI recibe financiación proveniente de los fabricantes y distribuidores de vacunas contra el H1N1, como Baxter Vaccins, MedImmune, GlaxoSmithKline, Sanofi Pasteur, Novartis y otros.  Debemos señalar para concluir, que este organismo colaboró de forma directa en la elaboración del “Plan de Preparación para la Pandemia de Influenza” que establece el papel de la OMS ante la declaración de una pandemia de gripe y que entre otras actuaciones incluye la de la adquisición de vacunas.
El segundo punto a destacar tiene que ver con la seguridad clínica de las vacunas que están siendo empleadas en los diferentes países. Debemos ser cautos a la hora de tratar este asunto, aunque tampoco podemos dejar de señalar que dado el gran número de vacunas que han sido requeridas a los laboratorios farmacéuticos (alrededor de 4.600 millones, las suficientes para la vacunación de toda la población del planeta), y la escasez de antígeno para la sintetización, ha sido preciso el empleo de coadyuvantes muy potentes para que la reacción del sistema inmunitario del ser humano reaccione adecuadamente. Estos coadyuvantes, y en general los posibles efectos secundarios de la vacuna , no han sido objeto de un estudio pormenorizado, lo que ha llevado a las empresas farmacéuticas a solicitar inmunidad total para el caso de que aparezcan reacciones adversas severas en las personas inoculadas.
Curiosamente, en relación con esta petición de inmunidad, podemos leer el documento elaborado por el Dr. Osterhaus (entre otros) titulado “Preparación para la Pandemia de Influenza” en cuyas páginas 117 y 118 se afirma:
En las circunstancias actuales no está totalmente claro qué formulación de vacuna inactivada debe utilizarse, con qué adyuvante, ni qué concentración de antígenos o qué cantidad de inyecciones hacen falta para brindar una protección segura y eficaz contra un virus de pandemia de influenza emergente. Como ya se ha dicho, para resolver estos problemas deben llevarse a cabo, tan pronto como sea posible, estudios clínicos de vacunas en humanos que demuestren la seguridad y la eficacia de vacunas prototipo para la pandemia. Las vacunas contra la influenza interpandemias son únicas desde el punto de vista de la licencia, dado que el proceso de otorgamiento de la licencia incluye un procedimiento para la rápida actualización anual de las cepas para las vacunas. En el caso de una pandemia de influenza, las autoridades reguladoras también deben anticipar un rápido proceso de otorgamiento de licencias para nuevas vacunas. Más aún, los organismos nacionales deben hacer los arreglos para indemnizar a los productores de vacunas en caso de que se hicieran demandas por responsabilidad contra ellos. La capacidad de producción de vacunas que se apoya en la tecnología de la que se dispone actualmente y que utiliza huevos embrionados de gallina definitivamente no será suficiente para satisfacer la necesidad mundial de vacunas durante la pandemia (35). Si bien la utilización de vacunas contra la influenza entre pandemias va en aumento, especialmente en los países menos desarrollados, 60%–70% de las vacunas contra la influenza que se utilizan en el mundo se fabrican actualmente en Europa. La mejor preparación para la pandemia en términos de capacidad de producción y distribución de vacunas es utilizar más la vacuna entre pandemias. Por esta razón, Canadá ha incrementado considerablemente la producción y el uso nacional de vacunas en la etapa entre pandemias y el Grupo Europeo de Trabajo Científico sobre Influenza (ESWI, por sus siglas en inglés) ha promulgado un aumento de la cobertura anual de vacunas en epidemias para un tercio de la población europea (www.eswi.org).
Como se puede ver, el Dr. Osterhaus ya se preocupaba de la industria farmacéutica al sostener que había que indemnizar a los fabricantes de las vacunas en el caso de que provoquen perjuicios a las personas que las utilicen.
Tras lo expuesto, no nos deben sorprender las voces que afirman que la OMS ha sido manipulada, con su consentimiento o no, para favorecer un clima de miedo ante una enfermedad que realmente debe ser considerada más benigna que la gripe estacional a la que nos enfrentamos todos los años, y ello con el único fin de enriquecer a las empresas farmacéuticas con la venta masiva de medicamentos que, en el mejor de los casos, no han sido probados convenientemente y cuya seguridad por tanto, es incierta.
Diferentes gobiernos están comenzando a reaccionar ante este panorama:
REUTERS – ELMUNDO.es 17/12/2009
España y Alemania quieren reducir sus pedidos de vacunas contra la gripe A e incluso, si fuera posible, devolver a los fabricantes el exceso de suministros debido a la baja respuesta a la campaña de inmunización. Una medida que podría afectar a las ganancias de las farmacéuticas.
La ministra española de Sanidad, Trinidad Jiménez, ha declarado que “se está negociando con los fabricantes de la vacuna de la gripe H1N1 la devolución de los excedentes”. Desde el Ministerio confirman a ELMUNDO.es que se “están valorando diversas opciones para ver qué se hace con las vacunas que sobran”. “Los contratos firmados con las farmacéuticas a las que se adquirieron las vacunas (GSK, Novartis y Sanofi-Pasteur) incluían cláusulas que permitían devolver las vacunas que no se utilizaran para que las distribuyan a otros países”, ha reconocido Jiménez. Desde el Ministerio indican que las previsiones de vacunas se hicieron sobre la base de que serían necesarias dos dosis por persona. Al confirmar la Organización Mundial de la Salud (OMS) que bastaba con una única dosis, es lógico que sobren vacunas.
En la línea de Alemania.
Por su parte, el Ministerio de Salud alemán ha explicado que algunos estados alemanes han estado hablando con la británica GlaxoSmithKline sobre la reducción de los pedidos de vacunas de H1N1, pero que las conversaciones no habían dado resultados hasta ahora.
El Gobierno federal alemán también iniciará negociaciones en enero con otros países que podrían estar interesados en parte de los excedentes. Las autoridades han confirmado su intención de vender más de dos millones de dosis por la débil demanda. Alemania realizó un pedido de 50 millones de dosis a Glaxo, mientras que España compró 22 millones de dosis a Novartis , 14,7 millones a Glaxo y 400.000 a Sanofi-Aventis. Analistas de Morgan Stanley han declarado que se preveía que los ingresos generados por la gripe pandémica H1N1 alcanzaran los 600 millones de dólares para Novartis, 3.600 millones de dólares para Glaxo y 1.100 de dólares para Sanofi para el último trimestre del 2009 y los tres primeros meses del 2010.
La devolución de las cantidades excedentes de Alemania y España podría reducir los ingresos totales por la pandemia hasta un 15% para estas compañías, añadieron.
Francia comienza a vender sus excedentes de vacunas contra la gripe H1N1
En la perspectiva de una pandemia mundial temida por la Organización Mundial de la Salud (OMS), el ministerio de Sanidad había pedido el pasado verano 94 millones de dosis de la vacuna, por un total de 869 millones de euros, según el ministerio, en caso de que fuese necesaria una doble inyección por persona. Pero el 20 de noviembre, se supo que una única dosis era suficiente.
“Estábamos en un esquema de vacuna de dos dosis, pero puesto que una dosis es suficiente, podemos permitirnos revender una parte del stock”, explicó el domingo a la AFP un portavoz del ministerio, confirmando una información publicada el mismo día por el diario Le Parisien.
Qatar ya compró 300.000 dosis y Egipto está negociando la adquisición de 2 millones de ellas, detalló el ministerio. Según el ministerio, también se están llevando a cabo negociaciones con México y con Ucrania, donde Francia compite con Alemania, que trata también de vender a Kiev 2,2 millones de un total de 50 millones de dosis compradas.
Sanofi Pasteur, la división de vacunas del grupo Sanofi-Aventis, declaró el domingo a la AFP estar “dispuesta a examinar” una eventual demanda de renegociación del contrato de compra de dosis de vacunas con el gobierno francés.
Desde el principio de la campaña de vacunación, lanzada el 21 de octubre, se han vacunado unas 5 millones de personas en Francia.Holanda, que encargó 34 millones de dosis, ha anunciado también su intención de vender 19 millones de dosis “a países que carecen fuertemente de vacunas”. Francia ya ofreció en septiembre 9 millones de dosis a la OMS, en el marco de un esfuerzo conjunto con Estados Unidos, Australia, Brasil, Italia, Nueva Zelanda, Noruega, Suiza y Reino Unido para poner el 10% de sus reservas al servicio de las poblaciones de los países más pobres.
El pedido francés fue hecho a cuatro laboratorios diferentes: GlaxoSmithKline (GSK), Novartis, Sanofi-Pasteur y Baxter, con el aval de la agencia europea de medicamentos (EMEA).
Para el profesor Marc Gentilini, especialista de enfermedades infecciosas y ex presidente de la Cruz Roja francesa, el desperdicio era previsible, pues “apostar a lo peor no es necesariamente apostar a los justo y se actuó en detrimento de otros problemas de salud pública, nacionales o internacionales”, subrayó. Y esto sin tener en cuenta que tras las mutaciones ya comprobadas del virus, las vacunas pueden “a la larga no responder ya al tipo de virus en circulación”.
Presente por primera vez a finales de marzo en México, el virus H1N1 se ha declarado hasta ahora menos mortífero de lo previsto. A finales de diciembre, había causado cerca de 200 muertes en Francia y 12.200 en el mundo, entre ellas 10.000 en Estados Unidos, el país más afectado.
Francia, que tiene una población de 65 millones de personas, compró 94 millones de dosis de vacunas contra la gripe porcina H1N1, cifra que representa el 10% del stock mundial, y ahora busca desesperadamente vender el sobrante.  Esa “falta de prudencia” en el manejo de la política de prevención contra la pandemia, que “sólo beneficia a los laboratorios farmacéuticos”, ha desencadenado un escándalo político-sanitario y la oposición de centro y de izquierda exige la formación de una comisión investigadora del Parlamento.
Como corolario, recomendar el siguiente vídeo donde la Dra. Teresa Forcades ofrece una visión general de la cuestión, así como una serie de recomendaciones que, de una manera muy didáctica, ayudan a entender lo sucedido:

 

CAMPANAS”>http://vimeo.com/6790193″>CAMPANAS POR LA GRIPE A from ALISH on Vimeo.


One thought on “¿IRREGULARIDADES EN LA OMS?. VISIÓN RETROSPECTIVA DE LA GRIPE A

  1. He leido una noticia esta mañana que guarda relación con este post, por lo que sin añadir nada a lo publicado, la incluyo:Las autoridades sanitarias investigan las muertes de fetos después de que la madre se vacunara contra la gripe A: en el País Vasco se ha confirmado que el hijo tenía el virus.El Confidencial Autonómico.Publicado el 13 Enero 2010 – 1:03 AM.Al menos dos niños no nacidos murieron en el seno de su madre después de que ésta se vacunara contra la gripe A. Ésa es la primera información que ha circulado, pero las autoridades sanitarias investigan nuevos casos y, sobre todo, quieren averiguar si, en efecto, la vacuna de las embarazadas provocó esas muertes. En el País Vasco hay novedades.Fuentes del Servicio Vasco de la Salud consultadas por El Confidencial Autonómico han confirmado que el bebé que falleció el pasado 29 de noviembre, después de que su madre se vacunara contra la gripe A, se encontraba infectado, es decir, tenía el virus.Las mismas fuentes añadieron: “Hemos decidido efectuar una segunda autopsia al cadáver, para confirmar si el virus fue la causa de la muerte, porque en la primera disección se certificó que la criatura tenía el virus en la sangre”.Según las fuentes del Servicio Vasco de la Salud, “el feto se contagió de su madre, que había recibido la vacuna el día anterior. La rapidez del proceso de contagio es sorprendente. Por eso, vamos a esperar a los resultados de la segunda autopsia para determinar definitivamente una relación causa-efecto”.La muerte en el País Vasco es la segunda certificada oficialmente, ya que por esas mismas fechas, el 3 de diciembre, el ministerio de Sanidad reconoció otro fallecimiento de un bebé en el vientre de su madre después de que ésta se vacunara contra la pandemia.El departamento que dirige Trinidad Jiménez informó de que iba a iniciar una investigación para conocer lo ocurrido, y apuntó también que se analizarían “todas las reacciones adversas sospechosas por si tienen relación con la vacuna de la pandemia”. Hasta el momento, Sanidad no ha informado sobre más casos, ni sobre los resultados de la investigación respecto al suceso del 3 de diciembre.http://www.elconfidencialautonomico.com/pais-vasco/las-autoridades-sanitarias-investigan-las-muertes-de-fetos-despues-de-que-la-madre-se-vacunara-contra-la-gripe-a-en-el-pais-vasco-se-ha-confirmado-que-el-hijo-tenia-el-virus/


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>